Bundt de naranja… y llegó el fin de semana

He tenido una semana intensa,  pero por suerte por fin llegó el fin de semana. Para celebrarlo, ayer decidí hacer un bundt. Quería darme un capricho después de perder un par de kilos. No sé si los he perdido por la dieta o por el ritmo que llevo🙂 Pero bueno, quería hacer algo dulce y estrenar un molde metálico de Bundt, ya que el de silicona no me acababa de convencer.  El resultado ha sido bastante bueno y creo que el molde ha tenido mucho que ver… La receta es casi idéntica a la que se propone en el magnífico blog My Lovely Food. En mi caso, varié un poco las cantidades para que no me saliera tan enorme y sobre todo, la cantidad de azúcar. Intento poner algo menos siempre de lo aconsejado. Lo mismo que con la mantequilla. Intento aligerar la receta lo máximo posible. Quizá no me quede tan perfecto pero quiero ir encontrando formas de hacerlo. Así pues, he seguido la receta antes indicada, con pequeñas modificaciones:

Ingredientes

350 gr de harina.
3/4 cucharadita de sal.
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico y 1/2 de levadura Royal
100 gr de azúcar.
La piel rallada de una naranja.
1/2 cucharadita de  extracto de vainilla
100 gr de mantequilla, a temperatura ambiente.
3 huevos grandes.
125 ml de zumo de naranja recién exprimido
165 ml de Buttermilk (equivalente: leche con medio limón exprimido, tras dejarlo reposar 5 minutos)

Glasa: 125 ml de zumo de naranja fresco.
2 cucharadas de azúcar.
2 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.

Para decorar: azúcar glas

Primero, como siempre, habrá que precalentar el horno. Según la receta  a 190º, pero cada una conoce el suyo…En el mío, pobrecito, que está muy viejo, no se puede regular la temperatura. Engrasamos el molde con un poco de mantequilla, spray o le ponemos un poco de harina.
Mezclamos ahora los ingredientes secos: la harina, la sal, el bicarbonato sódico y la levadura Royal.
En otro recipiente, mezclamos con la batidora el azúcar con la piel de naranja y cuando esté bien aromatizada, le añadimos la mantequilla y la vainilla. Cuando esté bien todo bien mezclado, añadimos los huevos uno a uno hasta que quede todo bien integrado. Después de esto, ya podemos añadir el zumo de naranja y poco a poco, empezar a echar la harina en 3 veces, alternándolo con el buttermilk, que es lo que ayudará a darle esponjosidad. Luego ya podemos verter todo esto en el molde y hornear. Mi horno es potente y en media hora/40 minutos ya estaba. Como siempre, es mejor ir comprobando con un palillo si está bien cocido. Al terminarse, lo dejé 5 minutos dentro del horno apagado para que el contraste de temperatura no fuera demasiado. Por último, antes de desmoldar, es recomendable dejarlo enfriar unos 10 minutos. Se desmolda con mayor facilidad.

Ese tiempo es el que aproveché para preparar la glasa (En un cazo a fuego lento calentamos el zumo de naranja, el azúcar y la mantequilla, hasta que se reduzca a la mitad, algo que tarda unos 5 minutos).

Antes de aplicarla con un pincel de silicona, hice agujeritos con un palillo en el bizcocho para que así la glasa se filtrara.

Como paso final, le eché un poco de azúcar glas por encima…

¡Buen fin de semana!

2 pensamientos en “Bundt de naranja… y llegó el fin de semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s