Buñuelos de bacalao (Cod Fritters)

Muy sencillos y riquísimos. Receta extraída de la web de Mariona Quadrada.

Ingredientes:
250 g de bacalao desalado, 4 patatas medianas, 50 g de harina, 2 cucharadas de levadura química, 1 huevo, 3 ajos, perejil, sal, aceite.

Pasos:
Trocear las patatas y desmigajar el bacalao. Hervir las patatas, cuando estén bastante hervidas, añadir el bacalao. Cuando pasen unos minutos, escurrir y mezclar con el resto de ingredientes (los ajos y el perejil bien picados). Con un tenedor aplastar hasta hacer una masa. Formar bolas con 2 cucharas. Freír con abundante aceite durante unos 5 minutos hasta que se doren. Dejar que escurran el aceite con papel de cocina.


 

Cod fritters

Very easy to make and yummy. Recipe from this website.

Ingredients:

250 g dried and unsalted cod, 4 medium potatoes, 50 g flour, 2 tsp baking powder, 1 egg, 3 gloves of garlic, parsley, salt, oil

Instructions:

Cut the potatoes into quarters and flake the unsalted cod. Put the potatoes in boiling water. When they are well-boiled, add the cod. When done, drain and mix with the rest of ingredients (chopped garlic and parsley). Using a fork, mash all the ingredients until they form a dough. Form balls with the help of  2 spoons. Deep-fry the fritters for about 5 minutes until brown and crispy. Drain on kitchen towel.

Empezando con la pasta…

Ando últimamente muy italiana 🙂 No sé por qué, pero de repente me entraron ganas de hacer pasta fresca. Compré en una tienda de segunda mano (porque directamente en Amazon no era posible), el libro “Making Artisan Pasta” de Aliza Green. ¿Y qué decir? Que es una auténtica maravilla para iniciarse en la pasta y que me encantó, claro. Me apunté a un curso de pasta de un centro cívico al que espero poder asistir si compromisos profesionales -como sucedió esta semana- no me lo impiden… La pasta me sigue 🙂 y así me llegó la info que en mi tienda de cocina favorita (El món de la llar) hacían una clase demostrativa de cómo hacerla…así que me apunté a última hora.

Pasamos una hora y media estupenda y la profesora. Cecilia, nos dio multitud de rellenos, cómo hacer una masa básica de pasta ‘normal’ y también la de chocolate. También nos dio varias sugerencias de salsas y un montón de consejos. Al final, degustamos y los platos y sólo os digo que de allí hasta se fue gente con ‘tupper’…de lo bueno que estaba todo. La verdad es que pocas veces en hora y media había aprendido tanto.

Comparto aquí la masa de los raviolis de chocolate…si queréis más, os recomiendo pasaros por El món de la Llar.

RAVIOLIS DE CHOCOLATE

INGREDIENTES DE LA MASA

1 1/2 taza de harina

1/2 taza cacao en polvo

2 cucharas soperas azúcar glas

1 cucharada aceite de oliva

2 huevos grandes

1 pizca de sal y canela

Preparación:

tamizar la harina con el cacao y el azúcar. Verter los ingredientes en forma de volcán en un hueco en el centro, incorporar los huevos, el aceite, mezclar con los dedos y amasar hasta obtener una masa suave, envolver con film transparente en el frigorífico reposando durante 30 minutos.

A partir de aquí, cortar la masa y usar la máquina, los moldes o los cortadores para dar forma a los raviolis. Rellenar con el relleno elegido.

Pastel de fruta (Postres en vaso)

(El vaso más a la derecha es el del pastel de fruta; el del medio es una mousse de fresa con merengue crujiente de decoración)

En la última semana pude asistir a dos clases que impartía Lluís Estrada, pastelero profesional de la Pastisseria Canals en Gadgets de Cuina. Formado en Francia especialmente, trabaja actualmente en esta prestigiosa pastelería barcelonesa. La verdad es que nos lo pasabamos realmente bien y aprendimos nuevos trucos. En cuanto a la primera clase, Lluís nos enseñó una nueva forma de hacer ganache (con azúcar invertido) y a templar el chocolate para que salieran unos bombones perfectos. También hizo otros experimentos con chocolate y nos contó cómo trabajan en la pastelería. Fue muy interesante.

Con respecto a la segunda clase, ésta se dedicó a los postres en vaso, que son la especialidad de este pastelero. La clase se centró bastante en cómo hacer distintos tipos de ‘mousse’ (mi postre más recurrido) pero siempre se aprenden cosas nuevas y formas distintas de hacer. Nos enseñó cómo  hacer una mousse con merengue italiano y luego  mousses sin clara de huevo. Como alternativa a la mousse, también nos enseñó cómo hacer un pastel de fruta (pastís de fruita), un dulce que nunca había visto y que es como una gelatina más saludable. Os dejo aquí la receta…

Ingredientes

1/2 l de zumo de frutas licuadas (o zumo de frutas comprado)

10 gr gelatina en polvo

Frutas variadas

Se tritura la fruta y se obtiene el zumo.

Se ponen distintas frutas en el vaso.

A la mitad del zumo obtenido se añade la gelatina. Se caliente un poco, pero no demasiado.

Se pone en el vaso junto a las frutas, la mitad del zumo no calentada y luego el zumo calentado con la gelatina.

Se deja reposar en la nevera.

¿Puede haber un postre más fácil?

Ideal para los niños a quienes les cueste comer fruta.

Y aquí una entrevista que le hicieron en La cuina de Carbó (en catalán)

 

Saber cocinar postres (Delicia semifría de crema)

Hace ya unas semanas que tengo el último libro de Saber Cocinar (Espacio de Las mañanas de la 1). No tengo los dos anteriores pero espero tenerlos en un futuro. Es un libro con recetas muy sencillas y BÁSICAS de repostería: perfecto para quien empieza (cómo hacer cremas, masas, postres sencillos pero resultones).

Hoy justamente en su espacio han hecho este postre, incluido en el libro así que me he puesto a ello y enseguida puede tenerse un buenísimo postre. En breve, Sergio Fernández tendrá programa de cocina propio en TV1.

Aquí dejo la receta.

Delicia semifría de crema

Ingredientes

3 dl (300 ml) de leche

100 gr azúcar

3 yemas de huevo

20 g de maicena

8 g de gelatina neutra en polvo

4 dl de nata líquida

30 gr de azúcar

1 rama de vainilla

Opcional:

Para decorar, chocolate y almendras (yo puse cruda laminada y tostada, de ahí que se vean distintas).

Pasos

En un recipiente, mezlcar los 100 g de azúcar con la maicena. Añadir las yemas y batir bien. Incorporar poco a poco la leche y añadir la rama de vainilla junto a la gelatina.

Poner la mezcla a espesar a fuego medio sin dejar de remover hasta que la crema espese. Retirar del fuego y dejar enfriar.

En un bol aparte, montar la nata con los 30 g de azúcar.

Una vez fría la crema, mezclarla suavemente con la nata montada. Rellenar los moldes y dejar  enfriar una hora por lo menos en la nevera.

Para decorar:

Puede decorarse con chocolate. Yo le añadí almendras. Y buscando por almendras, encontré un vídeo de cómo hacer crocanti casero. El vídeo es de Montse Arévalo, que tiene un blog estupendo y que es antigua compi de trabajo. Aquí os lo dejo…

Bizcocho de plátano, chocolate y nueces

Hacía días que quería probar hacer un bizcocho con plátano, tipo banana bread. No tengo mucho tiempo últimamente así que buscaba algo rápido. Lo encontré aquí, en el blog de Mikey F., que me encanta. A su vez, éste se inspiró en Aliter Dulcia (otro fabuloso blog que sigo). He utilizado la misma receta que Mikey pero casi que le quitaría algo de azúcar porque queda demasiado dulce. También le añadido petitas de chocolate y nueces…

 

Ingredientes

180g de harina

1 sobre de levadura (yo he puesto más y no ha subido demasiado)

2 huevos

50 gr de mantequilla derretida

125 gr de azúcar (puse 150 gr originalmente, pero ya digo…quedó demasiado dulce)

2 plátanos medianos

Pepitas de chocolate (opcional)

Nueces (opcional)

Un poco de leche (opcional).

 

Precalentar el horno a 180ºC y forrar con papel de horno un molde de cake

Tamizar la harina, y añadirle la levadura.

Con un tenedor o algo similar triturar los plátanos hasta que quede un puré. En un bol aparte batir los huevos, la mantequilla y el azúcar. Añadir esta mezcla a los plátanos y mezclar. Añadir las pepitas de chocolate y nueces previamente un poco enharinadas (para que no se queden en el fondo del bizcocho).

Añadir la harina y la levadura poco a poco.

Aquí la masa me quedaba un poco espesa así que añadí un poquito de leche.

Poner la masa en el molde y hornear unos 45-50 minutos aproximadamente.

Café Emma

Hace unos días estuve desayunando en este café-bistrot. Últimamente han aparecido numerosos locales extranjeros de aire ‘chic’ en Barcelona y la verdad es que sorprende un poco esta tendencia. Llegaba tarde a un sitio y tenía que desayunar, así que me metí en el bistrot, un auténtico remanso de paz a esas horas…

Pese a que había bastante gente en la terraza, en el interior se respiraba un ambiente casi zen. Lo primero que sorprende es su exquisita decoración y un TV que sólo emite noticias francesas. En cuestión de segundos me relajé tanto que no me quería marchar  🙂 El servicio fue rápido y amable. El café y pasta recién hecha, perfectos.

Miré la carta y los precios eran bastante decentes. La verdad es que me marché encantada. Con ganas de volver.Lo prometo. Fotos aquí.

Si es que es fácil trasladarse mentalmente a Francia… 🙂

Feliz día de la mona

¡Pensaba que no llegaba pero sí! Finalmente he podido hacer la mona, mi primera mona, para ser exactos. En Cataluña es tradición de los padrinos la regalen a sus ahijados, normalmente el lunes (¡aunque a veces se adelanta!). Este año, en mi caso, fue al revés. He hecho una mona muy sencillita tipo sara y sin muchos adornos. Quizá el próximo año me anime a más florituras.

La receta la extraje de aquí y de aquí. En medio, una pequeña licencia: relleno de chocolate. Ha quedado muy buena y hasta graciosa 🙂

Ingredientes de la masa

4 huevos
125 gr. de azúcar
125 gr. de harina
1 cucharadita de levadura
ralladura de limón

(Hice dos masas)

Mezclar huevos y azúcar (batido a alta velocidad) para tomaran volumen, añadir luego la ralladura del limón a velocidad más baja, añadir después levadura y harina previamente tamizadas, poco a poco, no de golpe).

Luego montar la mona poniendo el relleno (puse chocolate, lo más típico es mermelada de albaricoque o melocotón).

Preparar la cobertura de mantequilla: 250 gr de mantequilla, 100 gr de azúcar, leche. No hice un almívar sino que hice una especie de crema de mantequilla, cuya consistencia corregía con leche.

Una vez hecha la cobertura, recubrí la mona y añadí la almendra laminada (parte de esta almendra la puse a tostar al horno previamente).

Os dejo también con un vídeo de la receta tradicional que, por lo que veo también se hace en Italia.

El café de los corazones rotos

“A veces, lo que sabes hacer y lo que puedes hacer son en realidad dos cosas muy diferentes”

Hoy traigo algo distinto: ¡un libro! Una novela, concretamente. Para estos días festivos. Una de esas novelas que no pasarán a la historia de la literatura pero que son una lectura agradable, entretenida y que se leen rapidísimo. Una novela situada en el Sur estadounidense, en la línea de Tomates Verdes Fritos. Una novela que desprende olores y recetas…

Hace unas semanas se me ocurrió probar una de ellas: un bizcocho. Aunque las intrucciones del libro, eran bastante confusas, logré hacerlo y la verdad es que resultó toda una sorpresa. Estaba delicioso (lo siento, no hice foto). Os dejo con la receta (ésta y otras más se encuentran como apéndice al final del libro…).

 

El exquisito bizcocho de mantequilla de mi madre

Ingredientes:

360 gr de harina

Una pizca de sal

1 sobre de levadura en polvo

1 cucharadita de bicarbonato

4 huevos

220 gr de mantequilla

375 gr de azúcar (reservar 75 gr para las claras)

1 taza de nata agria (sour cream, se encuentra en supermercados tipo Alcampo, El Corte Inglés…)

2 cucharaditas de vainilla

Ralladura de limón

 

1) Acremar la mantequilla y el azúcar.

2) Mezclar la harina, la sal y la levadura.

3)  Separar las claras de las yemas. Reservar las claras y mezclar las yemas con la harina.

4) Añadir el resto de ingredientes (la mantequilla, azúcar…).

5) Batir las claras con los 75 gr de azúcar reservada hasta montarlas a punto de nieve.

6) Agregarlo a la masa y mezclarlo suavemente.

Hornear a 180ºC durante una hora (o más, en función del horno). El horneado es bastante largo…

 

El café de los corazones rotos

Penelope Stokes

ZETA

Una reseña interesante