Rösti, una receta suiza

Hoy traigo una receta que para mí era totalmente desconocida. Se trata de un plato muy típico de Suiza muy fácil de hacer. Lo he descubierto gracias a una compañera de trabajo que es suizoalemana y que justo antes de irse, nos pidió que le explicáramos cómo se preparaba la típica tortilla española. Al hacerlo, nos dijo que le recordaba mucho al rösti, un plato hecho básicamente con patata y mantequilla, aunque se le puede añadir otros ingredientes al gusto: beicon, cebolla, manzanas (¡hay gente que también prepara la tortilla así!) o hierbas aromáticas. Es curioso cómo existen platos tan similares entre culturas 🙂

Aquí os dejo la receta básica…

Ingredientes: patatas, mantequilla, sal (yo le añadí pimienta también).

Y la receta es tan sencilla, que casi da apuro escribirla. Primero,  se rallan las patatas a con un rallador y se les pone sal (y pimienta). He leído algunas recetas donde se hierven las patatas antes. Como cuestan en cocerse, quizá sería una buena alternativa pero al parecer, la receta original es sin hervir, ya el almidón de la patata se conserva y así hace que cse aglutinen las patatas.

 

Luego, en una sartén antiadherente, se pone mantequilla hasta que se funda (que cubra toda la sartén) y se añade una primera capa de patatas. Se reparten trocitos de mantequilla para que sirva de cohesionador. Se añade el resto de patatas.

Cuando se ve que los bordes están dorados, se le da la vuelta como si fuera una tortilla.

Y ya está: un plato perfecto para una cena o incluso para llevarse a la oficinay comer en frío 🙂 He leído que en Suiza se come en especial en el desayuno y a veces, se sustituye la mantequilla por aceite. Las variaciones son muchas…

 

Crostini de pimientos (Buddy Valastro) + Cambios

Voy un poco al revés de todo el mundo y, cuando aún hay gente que les queda muuucho para volver a la normalidad, a mí me quedan apenas unas horas. En los días previos ya he podido disfrutar de todo lo que quería y más o menos, mi listita que me hice antes de vacaciones, está casi cumplida.

Para el nuevo curso que, para mí ya empieza mañana, aún tengo que hacer mi listita (veo que es más fácil ponerse a la obra si lo tienes todo anotadito). Tengo tarea, pues, para esta tard: ponerme a pensar en mi enumeración de deseos. Uno es que uno será seguir cocinando y aprendiendo; otro, será lograr amaestrar mi nueva cámara fotográfica (bridge, no réflex finalmente). De fondo también asoman otros: realizar algunos cursos de fotografía y retoque. Hoy precisamente me he apuntado a este que tiene una pinta estupenda. Viene del blog de Mariví Troy. Echadle un vistazo, vale la pena.

La idea es seguir intentando plasmar lo que quiero y que no acabo de conseguir aunque, por qué no decirlo, las imágenes de este post se empiezan a acercar a lo que busco 🙂 Sirven para ilustrar una receta sencillísima de, como no, Buddy Valastro. Al final va a ser este un blog monotemático 🙂 Ah, y como veis, he cambiado la plantilla del blog…cambios, y más cambios 🙂

Os dejo aquí, pues, la receta que, en mi versión, apenas era picante. Muy buena para un entrante de verano… Adaptada de aquí.

Crostini de pimientos (picantes o no)

Ingredientes: ¼ taza de aceite (unos 60 ml), 1 cebolla mediana cortada, 2 pimientos rojos, 1 pimiento amarillo y 2 pimientos verdes (todos cortados a tiras de unos cm de grosor), cayena (o chile), sal y pimienta, 2 dientes de ajo, 1 cucharada de perejil picado, 1 cucharadita de vinagre balsámico blanco o vino blanco, rebanadas de pan.

Empezamos calentando una sartén a fuego medio, se añade el aceite y también un ajo. Cuando el aceite se aromatiza un poco, se añade la cebolla, los pimientos y el chile o la cayena (al gusto de picante). Se reduce el fuego y se saltea, removiendo de vez en cuando. Le añadimos sal y pimienta cuando ya estén un poco hechos (a los 15 minutos). Cuando ya estén bien hechos, añadimos un ajo prensado. Removemos y añadimos también el perejil picado y el vinagre (o vino). Dejamos que se haga a fuego lento y mientras, tostamos las rebanadas al horno. Cuanto más lentamente se haga, mejor. Cuando ya están hechos los pimientos y la cebolla, se decoran las rebanadas.

Nota: en la receta original, Valastro usa pimientos “banana” que son unos pimientos picantes. A mí no me entusiasma tanto el picante así que usé pimientos verdes y casi no usé cayena. Quedan buenísimos igualmente 🙂

Chocolate con churros en agosto (Café de la Ópera, BCN)

Tengo el blog muy aparcado pero el motivo es solo uno: ¡el calor! Llevo días queriendo actualizar pero no hay manera. Apenas he cocinado y apenas tengo ánimo para cocinar y mucho menos para abrir el horno (¡aunque lo he hecho en un par de ocasiones con mucho esfuerzo!). Perdonadme, pues, la falta de actualizaciones pero espero recuperar pronto el ritmo. El calor debe haberme quemado alguna neurona porque accedí a acompañar a una amiga norteamericana a desayunar chocolate con curros en el Café de la Ópera, sitio mítico para tomarse un buen café y disfrutar del buen trato de sus camareros. Un día cualquiera entre semana, en agosto, cayendo fuera un sol de órdago solo y nosotras, ante un chocolate caliente 🙂

Os dejo con una foto de la hazaña y otras fotos “culinarias” captadas ese mismo día… Ains, todo lo bueno se acaba 🙂 Disfrutad del resto del verano 🙂

    (Yo tomé café :-))

Fotos de la Boquería

No puedo evitar tomar fotos siempre que me paso por ahí…

Y de la pastelería Escribà de La Rambla…

BCN & Cake

Hay que apuntar la fecha: 24 y 25 de noviembre… Feria de repostería creativa en Barcelona!!! En cuanto se sepa más información, la comparto.