Rösti, una receta suiza

Hoy traigo una receta que para mí era totalmente desconocida. Se trata de un plato muy típico de Suiza muy fácil de hacer. Lo he descubierto gracias a una compañera de trabajo que es suizoalemana y que justo antes de irse, nos pidió que le explicáramos cómo se preparaba la típica tortilla española. Al hacerlo, nos dijo que le recordaba mucho al rösti, un plato hecho básicamente con patata y mantequilla, aunque se le puede añadir otros ingredientes al gusto: beicon, cebolla, manzanas (¡hay gente que también prepara la tortilla así!) o hierbas aromáticas. Es curioso cómo existen platos tan similares entre culturas 🙂

Aquí os dejo la receta básica…

Ingredientes: patatas, mantequilla, sal (yo le añadí pimienta también).

Y la receta es tan sencilla, que casi da apuro escribirla. Primero,  se rallan las patatas a con un rallador y se les pone sal (y pimienta). He leído algunas recetas donde se hierven las patatas antes. Como cuestan en cocerse, quizá sería una buena alternativa pero al parecer, la receta original es sin hervir, ya el almidón de la patata se conserva y así hace que cse aglutinen las patatas.

 

Luego, en una sartén antiadherente, se pone mantequilla hasta que se funda (que cubra toda la sartén) y se añade una primera capa de patatas. Se reparten trocitos de mantequilla para que sirva de cohesionador. Se añade el resto de patatas.

Cuando se ve que los bordes están dorados, se le da la vuelta como si fuera una tortilla.

Y ya está: un plato perfecto para una cena o incluso para llevarse a la oficinay comer en frío 🙂 He leído que en Suiza se come en especial en el desayuno y a veces, se sustituye la mantequilla por aceite. Las variaciones son muchas…

 

Anuncios