Pasta con calabacín y gambas (De La pasta per als catalans)

la-pasta-per-als-catalans-9788483307281

Esta semana pude escaparme y asistir a la presentación de un libro muy esperado en Cataluña: “La pasta per als catalans” o lo que es lo mismo: la pasta para los catalanes. Un libro que surge de un blog de una chica italiana, traductora para más señas, que desde hace un tiempo se ha dedicado a compartir recetas únicamente de pasta.

Del blog pasó a la radio y de la radio al papel…. Gracias a Mireia Carbó (¡la echamos de menos en la radio!) este libro ha sido posible.

pastamos

La presentación fue breve pero entretenida. Presentó el libro Queco Novell, periodista-humorista muy conocido por aquí y luego le llegó el turno a la autora de la criatura: Antonella Speranza. Los nervios de tal evento y ¡tanta gente! quizá fueron los responsables de una breve presentación. No obstante, lo que importa aquí es el libro y sigue en la línea de su blog: recetas hiperfáciles, recogidas junto a su familia en un tiempo récord y la mayoría inéditas (no pueden encontrarse en su blog). La acompañaban entre el público sus padres y tal como contó su madre y otros familiares la han ayudado a crear este  proyecto.

Por ello, si os gusta la pasta este es vuestro libro: no hay fotografías maravillosas, hay simples recetas (como en los libros de antaño), directas a la pasta y en muchos de los casos, un triunfo seguro. Porque creo yo, ¡que en la sencillez sigue residiendo el éxito!

pasta

Rebuscando en su blog, me decidí hacer esta receta de calabacín y gambas. Simplemente sensacional. Algo que no podríais adivinar a simple vista. Hay que hacerla y probarla. Para hacerla he utilizado el paquete de pasta Sanmartí con el que nos obsequiaron en la presentación: pasta seca pero artesana. Buenísima!!!!!!!!!!! Aquí os la dejo.

Buon appetito!

pasta2

Ingredientes:

250 gr de macarrones

300 gr de gambas peladas

2 gambas enteras

2 calabaciones

1 cebolla

1 sobre de azafrán

1 vaso de vino blanco

Nata para cocinar

aceite, sal y pimienta

Lavamos los calabacines, los cortamos a rodajas muy finas y los ponemos a freír. Reservamos sobre un plato con papel de cocina.

En una sartén cocemos las gambas enteras con dos cucharadas de aceite. Las reservamos también.

En la misma sartén freímos las gambas peladas. Las reservamos también.

En esa misma sartén añadimos la cebolla bien picadita y antes de que tome color, le añadimos el vino hasta que se evapore.

A continuación le añadimos la nata y cuando este caliente, el azafrán. Vamos removiendo bien para que todo se vaya deshaciendo. Luego añadimos las gamas peladas hechas previamente y los calabacines. Apagamos el fuego cuando esté hecho todo esto.

AHORA ES EL MOMENTO DE PREPARAR LA PASTA (¡NO ANTES!)

Según Antonella, la salsa siempre debe esperar la pasta y no al revés 🙂

Ponemos agua a hervir y cocemos la pasta. Cuando esté hecha, la añadimos en la sartén que habremos puesto al fuego un par de minutos. Mezclamos bien y ponemos las 2 gambas enteras al microondas para que se calienten un poco.

Emplatamos la plasta y añadimos esas gambas como decoración.

¡Y listo el plato! 😀

De fondo…os dejo un poco de música italiana

Saltimbocca alla romana

Llevo más de un mes sin actualizar…¡no puede ser! Hoy vengo con una receta muy sencilla con la que espero retomar el ritmo. Fui a Roma, como algunas sabéis, y volví encantada y cargada de libros de cocina…Cuanta tentación junta 🙂

También semanas antes empecé un curso de cocina italiana que me está encantando. Platos sencillos, sabrosos que acompañan una cultura que cada vez me está interesando (he retomado mi estudio de italiano, así que espero que dure 🙂

Cuando iba a dar un vistazo general al exterior del Vaticano, me dio por entrar en una librería religiosa llena de estampitas. Pero no fueron los santos los que me llamaron, sino un libro de cocina llamado ‘Sapori e profumi di Roma’ del cual he sacado esta Saltimbocca alla romana.

Se trata de un plato típico que leo también que se cocina en el sur de España y en Suiza. Ejemplo flagrante de la ‘cucina povera’, la cocina de los pobres, o más bien, ‘humilde’, que caracteriza el Lacio, en especial Roma… Aquí os la dejo.

Ingredientes
10 filetes de ternera (también se hace con pollo)
10 lonchas de jamón salado
1/2 vaso vino blanco
Mantequilla
Salvia (yo no encontré, usé albahaca)

Primero, aplanamos los filetes con un mazo. Les ponemos una loncha de jamón y por último, una hoja de salvia. En una sartén dejamos que se deshaga una buena nuez de mantequilla (unos 50-60 gr) y añadimos los filetes. Cuando estén dorados, añadimos el vino y dejamos que reduzca… Buenísimo y una carne muy tierna…

Os dejo algunas fotos de Roma y espero volver mañana con una receta dulce de Nigellisima 🙂